Canal RSS

Mitos alrededor del Titanic

Publicado en

MUNDO

100 años de la trágica historia del Titanic que hoy muchos no hubieran conocido si la industria del cine no la hubiera recreado.

Por Lorena Córdova

El 15 de abril se hundió el Titanic

La mayoría de personas conocen del Titanic a raíz de una película. La que debía ser una noche inolvidable, una montaña de hielo que no debió estar ahí, miles de personas que solo querían vivir un sueño, el buque rasgado en uno de sus costados, más de mil personas muertas, el que no se podía hundir quedó en el fondo del mar. Hoy, 100 años después todavía sigue causando asombro en nosotros.

Sin embargo a pesar de haber pasado 100 años del hundimiento, hay situaciones que aún no resultan claras en su totalidad. Aquí, una lista de ‘curiosidades‘.

“Insumergible”

En la cinta Titanic de Cameron, la madre de la protagonista mira hacia el barco desde el muelle de Southampton y señala: “Asi que este es el barco que dicen que es imposible de hundir”.

“No es cierto que todo el mundo pensaba eso. Es un mito retrospectivo y genera una mejor historia”.

Contrario a la interpretación popular, la empresa White Star Line nunca hizo una declaración contundente de que el Titanic fuera insumergible —y en realidad nadie habló de la insumergibilidad del barco hasta después del evento, sostiene Howells.

La última canción de la banda

La leyenda dice que los músicos permanecieron en cubierta, en un intento de mantener en alto la moral de los pasajeros -y la última melodía fue el himno “Más cerca, mi Dios, a ti”. Ninguno de ellos sobrevivió y se convirtieron en héroes.

Simon McCallum dice que los testimonios relatan que la banda tocó en la cubierta, pero hay un debate acerca de cuál fue la canción final.

La muerte del capitán Smith

Poco se sabe sobre las últimas horas del capitán Smith, pero se le recuerda como el héroe, a pesar de aparentemente no haber atendido las advertencias de hielo y no frenar la nave cuando se le informó que había hielo directamente en su camino.

“Smith es el responsable último de todas las fallas de la estructura de mando a bordo, nadie más puede tener la culpa”, dice Louden-Brown.

El capitán Smith no emitió una orden general de “abandonar el barco” – lo que significa que muchos pasajeros no se dieron cuenta de que el Titanic estaba en peligro inminente.

El empresario malvado

Las historias que rodean a J. Bruce Ismay, el presidente de la compañía que construyó el Titanic, son muchas pero casi todos se centran en las denuncias acerca de su supuesta cobardía al escapar del barco que se hunde, mientras que los demás pasajeros, especialmente mujeres y niños, fueron abandonados a su suerte.

Sin embargo, Lord Mersey, que dirigió el Informe de Investigación Británica de 1912 sobre el hundimiento, llegó a la conclusión de que Ismay había ayudado a muchos otros pasajeros antes de encontrar un lugar para sí mismo en el último bote salvavidas que salió del lado de estribor.

Los pasajeros de tercera

Una de las escenas más emotivas de la película Titanic de Cameron retrata a los pasajeros de tercera clase retenidos bajo cubierta contra su voluntad, sin que se les permitiese llegar a los botes salvavidas.

Existían rejas que separaban a los pasajeros de tercera clase de los demás pasajeros. Pero esto no era en previsión de un naufragio, sino en el cumplimiento con las leyes de inmigración de Estados Unidos y la temida propagación de enfermedades infecciosas.

El informe reveló que el Titanic estaba en conformidad con la ley de inmigración estadounidense en vigor en el momento -y que las acusaciones de que los pasajeros de tercera clase fueron encerrados bajo cubierta eran falsas.

  • Manuel Uruchurtu fue el único mexicano que estuvo en el Titanic. Cuando el bote salvavidas Nº 11 estaba a punto de descender, notó a una pasajera, Elizabeth Ramell, que le rogaba al oficial a su mando que le permitiese abordarlo, ya que su esposo y su hijo le esperaban en Nueva York. Al negársele aquella posibilidad, Uruturchu le cedió su puesto, no sin antes pedirle que visitara a su esposa, en Xalapa, Veracruz, México. Así lo hizo en 1924, aunque se comprobaría más tarde, que Ramell no tuvo jamás un esposo o un hijo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: